Terapias | Plantas | Documentos | Directorios | Productos | Cursos | Agenda | Enlaces | Página principal |


RESPIRACION Y RELAJACION

La respiración es la función primordial del organismo, el funcionamiento de todos los organos del cuerpo dependen del buen intercambio de oxigeno y gaz carbónico. Una buena respiración es la condición necesaria al funcionamiento armonioso de los órganos. El control de la respiración permite el control de las emociones, combate la timidez, el miedo y desarrolla la confianza en si mismo.

Sabemos que el nervio neumogastrico inerva el diafragma (musculo principal de la respiración), la gimnasia del diafragma realizada en posición acostado sobre el dorso o parado, estimula los órganos abdominales actuando por via refleja sobre la función digestiva (ésto permite por ejemplo mejorar la flatulencia y la inercia de ciertos órganos digestivos). El ritmo respiratorio y el ritmo cardiaco estan ligados estrechamente, la perturbación de uno altera la función del otro. Si podemos controlar nuestra respiración podemos controlar nuestro ritmo cardiaco.

La practica de la respiración controlada puede procurar un bienestar, una calma y plenitud corporal y espiritual.Una observación atenta en si de una función inconciente como la respiración, muestra como el control del aliento mejora el control del pensamiento y vice-versa.

A continuación algunas formas de respiración relajantes simples a efectuar (sacadas de la practica del Hata-Yoga)


Respiración calma

Sentado confortablemente, o acostados boca arriba, relajarse.

Expirar progresivamente y completamente, después dejar entrar el aire solo sin esfuerzo. Actuar como si fuera un cuenta-gotas.

Estar conciente del acto de respirar.Sentir el movimiento del abdomen, del diafragma y de las costillas en el torax.

Realizar el ejercicio varias veces y relajarse hasta sentir una verdadera paz interior.

Ejercicio simple que favoriza la relajación y mejora la concentración del espiritu.


Respiración profunda completa

Vaciar los pulmones completamente.

Inspirar: bajar el diafragma e inflar un poco el abdomen, dilatar la parte media del torax y separar las costillas un poco sin exagerar el movimiento progresivamente.

Expirar: bajar los hombros dejando al mismo tiempo bajar las costillas, contactar los musculos del abdomen para terminar la expiración. La expiración y la inspiración deben hacerse progresivamente.


Respiración purificadora

Colocarse en posición de pie, las piernas separadas un poco.

Inspirar progresivamente, lentamente y completamente

Retener el aire durante 5 segundos

Expirar por pequeñas cantidades de aire, los labios cerrados como si fueramos a silbar o soplar sin inflar las mejillas.


Respiración revitalizante

Colocarse en posición de pie, el cuerpo derecho, las piernas un poco separadas.

Inspirar profundamente y completamente.

Colocar los brazos hacia adelante dejandolos relajados.

Cerrar los puños, hacer una contracción de los musculos llevando el antebrazo hacia el brazo, los puños deben llegar a los hombros.

Expirar dejando relajar los musculos de los brazos.

El ejercicio debe realizarse ràpidamente para que sea eficaz.


Hay que repetir éstos ejercicios en promedio 10 a 20 veces en un ambiente tranquilo. Concentrarse en lo que se va a hacer y sobre todo poder ser conciente de un movimiento inconciente o automàtico como es la respiración.

Ver tambien el método Wilfart
.Buena practica









Copyright ©Naturamedic 2000-2013